22 consejos para un   traslado fácil

Trasladarse es difícil pero estas sugerencias prácticas
 e inteligentes pueden hacerlo más sencillo.

Consejos de traslado

  • Etiqueta tus cajas con etiquetas coloridas o marcadores de diferentes colores que correspondan a diferentes habitaciones.
  • Reserva alrededor de 10 cajas adicionales para el día del traslado.
  • Ten cajas más pequeñas. Aunque las cajas grandes tienen mayor capacidad, pueden ser muy pesadas para levantarlas.
  • Empaca los artículos que rara vez utilizas con anticipación. Esto te permitirá ahorrar tiempo al acercarse el día del traslado.
  • Empaca las cosas en el orden en que deseas que salgan. Requiere un poco de planificación adicional pero hará que desempacar sea más sencillo y te permitirá ahorrar mucho tiempo.
  • Empaca los artículos que se relacionen juntos. Por ejemplo, empaca los sujetalibros con los libros y los cables de extensión con los electrodomésticos.
  • Siempre empaca tus cajas hasta que estén compactas, incluso si la mayor parte del contenido es periódico o perlas de poliestireno. Esto evitará que los artículos se deslicen para todos lados sin agregar mucho peso adicional.
  • Pregunta a tus hijos qué desean saber acerca del lugar donde se mudarán. Esto te permitirá saber como se sienten y les dará algo que esperar cuando lleguen.
  • Mantén las herramientas y los suministros a mano. Necesitarás desarmar cosas cuando salgas y volver a armarlas al llegar. Mantener los suministros a mano hará que el traslado sea más fácil y te permitirá ahorrar tiempo.
  • Antes de partir, camina por cada habitación y abre todos los armarios y gabinetes para asegurarte de tener todo
  • Empaca tu camión un cuarto por vez, asegurándote de apilar las cosas del piso al techo. Esto permitirá que aproveches al máximo tu espacio.
  • Haz que tus hijos desempaquen en sus habitaciones primero. (Esto los mantendrá ocupados y fuera del paso).
  • Empaca las cosas de cada habitación en forma individual. Es mejor empacar las cosas de cada habitación por separado para evitar mezclar los artículos.
  • No coloques cinta directamente sobre acabados de madera lustrada o pintada ya que al quitar la cinta podría arruinarse la superficie. También puedes intentar ponerle doble caja a los artículos frágiles para brindar protección adicional.
  • Toma fotografías digitales de las conexiones complicadas de los artículos electrónicos (equipos estéreo, sistemas de entretenimiento en el hogar, computadoras). Luego podrás usar tus fotografías como diagrama para colocar las cosas en tu nuevo hogar.
  • Prepara una caja para "abrir primero" que contenga todas las cosas que necesitarás al llegar: artículos de tocador, medicamentos, bombillas, linternas y toallas, por ejemplo.
  • Usa las maletas hasta la capacidad máxima. Las maletas son uno de los pocos artículos que debes empacar en las que también se puede empacar. Es un gran ahorro de espacio y dinero.
  • Cada miembro de la familia debe tener un "bolso de supervivencia" con ropa extra, artículos de tocador y sus cosas favoritas (juguetes, libros, música, etc.) que le ayudará durante el viaje y la primera noche.
  • Ten un plan de respaldo para la primera noche en tu nuevo hogar.
  • Si llegan antes que los camiones de mudanza, necesitarán un lugar donde dormir. Deben tener colchones inflables, bolsas de dormir o reservaciones de hotel por las dudas.
  • Controla las baterías de todos los detectores de humo y planifica una ruta de escape en caso de incendio en tu nuevo hogar.
  • Luego de que se hayan mudado, pide a tus hijos que hagan una lista de las cosas que más les gusta de su nuevo hogar, nueva escuela y nueva comunidad. Esto les ayudará a establecerse en la nueva casa y concentrarse en las cosas buenas.

Aprovecha al máximo tu traslado al combinar los servicios de Internet, TV y  teléfono.